Alamar

Un refugio abrazado por la naturaleza y la calidez de la madera para disfrutar durante todo el año de la belleza y la paz de San Antonio, a 300mts de la playa.

Una casa para experimentar desde adentro y desde afuera. Y el afuera desde adentro, gracias a sus ventanales que conectan los interiores con el exterior.

En el lado Norte, un amplio deck invita a disfrutar las mañanas y la vuelta de la playa mientras crece el atardecer y las espectaculares noches del Este uruguayo. En el jardín, entre árboles nativos, frutales y un rústico fogón, se despliega una pequeña huerta orgánica en cajones que ofrece a los huéspedes aromáticas, rúcula, espinaca, mostaza y otras verduras de hoja para servirse según disponibilidad.

Alamar, calma y armonía. La música del mar omnipresente.

La cabaña está equipada para disfrutar: cocina completa, heladera con freezer, living integrado, dos cuartos, una amplia biblioteca con textos literarios, de diseño e ilustración, juegos de mesa, y TV con cine HD seleccionado para grandes y niños.

Alamar ofrece una experiencia privada en un entorno de pura naturaleza.

Sus dueños, una joven familia, residen en San Antonio y están a disponibilidad de los visitantes durante su estadía.

Consulta por disponibilidad y costos: sanantoniouruguay@gmail.com  / +598 93 306 155 / +598 94 847 767.  O visita nuestro AirBnB

Amareí

Una cabaña con la rusticidad y el encanto de la madera, para desenchufarse y vivir unas vacaciones inolvidables, rodeados de mar y bosque.

A 150mts de la playa, y muy cerca de la entrada a San Antonio, Amareí es perfecta para una familia con niños, ofreciendo la comodidad esencial para experimentar días de libertad y descanso profundo, disfrutando el agua del mar, la arena en la playa, el caminar por el bosque y las sorprendentes noches llenas de estrellas del Este Uruguayo.

En sus interiores domina el color blanco, aportando una sensación de descanso y expansión de sus ambientes. Con capacidad para 6 personas, ofrece dos dormitorios amplios: uno con cama doble, y otro con dos camas marineras. En el espacioso living comedor se ubica una cocina completa con barra, una mesa con banquetas, una mesa ratona y dos sofá cama alrededor de la estufa a leña.

En el exterior, la cabaña ofrece un deck de 20m2 semi-cubierto de cara al mar, con sofá y sillones; y en el fondo, al reparo del Océano, otro deck con mesa y banquetas mirando al parrillero.

El Refugio

A sólo 200 metros y con bajada franca a la playa, una cabaña cómoda y luminosa, construida con madera y piso de cemento, muy luminosa. Cuenta con dos dormitorios y un amplio salón de estar con estufa a leña.

Abrazada por un bosque de pinos que repara del sol del verano, y a pasos del mar, El Refugio ofrece dos dormitorios, uno con una cama de dos plazas y otro con cucheta y cama individual.

Un amplio espacio de estar con cómodos sillones, mesa ratona y estufa a leña.

La cocina-comedor está equipada con todos los elementos necesarios y vajilla para 6 personas, e incluye una mesa con bancos, y una barra con cuatro cómodas banquetas para el desayuno o el momento del aperitivo.

Los dormitorios incorporan colchones nuevos y frazadas. Baño completo con todo lo necesario.

En el sector exterior, incluye un deck delantero con mirador al mar, donde se despliega una mesa y banquetas de afuera, reposeras, y panchas para tenderse.

Tiene además parrillero y cochera techadas.

 

CASAZUL

Casazul te invita a experimentar de la playa desde sus dos cabañas con una ubicación inigualable. Juntas o separadas tienen una hermosa vista al mar desde todas sus ventanas.

Ambas tienen una disposición en dos plantas: en el nivel superior, dormitorio matrimonial con vestidor, placard y grandes ventanales; en el inferior, sofa-cama, comedor, cocina y baño.

La primera cabaña tiene un deck de 35 m2 que rodea la casa y una terraza que balconea mirando al mar, y parrilla al aire libre.

Ideal para una pareja y un hijo o un invitado.

La segunda cabaña tiene un deck de 100m2, solarium mirando al mar, al que se accede desde el living. En este caso su cocina cuenta con hornallas, horno a gas, y heladera, equipamento para cocinar y vajilla para 6 personas.

En el jardincito de abajo hay una pérgola con mesa y sillas para 10 personas para poder comer afuera y duchador. Hay un medio tanque para disfrutar deliciosos asados.

Desde ambas casas, llegas a la playa en 5 minutos de caminata a través de las dunas.

Casazul acepta mascotas y no incluye sábanas y toallas.

Las Lavandas

A pasos de la playa y a la sombra del bosque de pinos, Las Lavandas es la mejor opción para los amantes del menos es más. Calidez y austeridad para disfrutar de la belleza natural de San Antonio.

A 200 metros del mar y enmarcada por un increíble bosque de pinos se encuentra Las Lavandas, una cabaña de madera coloreada por hermosas lavandas y romeros.

La casa tiene una capacidad máxima para 4 personas. Es ideal para una pareja con niños pequeños.

Cuenta con un dormitorio principal y vestidor, baño amplio con ducha. Cocina totalmente equipada: heladera con freezer, cocina a gas, cafetera, pava eléctrica y todo lo necesario para cocinar lo que desees.

Un amplio living con sillones y mesa ratona y un ventanal que conecta al deck donde se encuentra el parrillero y una mesa amplia y cómoda para disfrutar los mejores banquetes asados.

Consulta por disponibilidad y costos: +598 99 940 327. O completa el formulario de contacto.

Del Barranco

Escondida en medio de pura naturaleza y con gran bajada al Océano, esta cabaña de madera es ideal para desenchufarse y pasar unas vacaciones relajadas.

En dos plantas, cómoda, práctica y con una delicada decoración: así es Del Barranco, ideal para una pareja, y con capacidad para hasta 4 huéspedes.

Ubicada cerca de un barranco, en medio de un monte de acacias y plantas nativas, presenta en planta alta un amplio dormitorio con cama matrimonial que abre al exterior a través de un balcón terraza desde donde puede verse el azul del Océano y el brillo de miles de estrellas por las noches.

En la planta baja, un living comedor con mesa desayunador tipo isla, dos sofá-cama, estufa a leña, cocina integrada y deck hacia el frente con galería y mesa con banquetas y hamacas paraguayas. Baño completo y fogón con parrillero afuera.

Una cabaña clásica, simple y práctica, perfecta para experimentar la magia natural de San Antonio.